viernes, 6 de noviembre de 2009

La huérfana gasolineando


Quizás la libertad de circulación debería tener un límite, por ejemplo, en una ciudad con un tráfico infernal como Caracas, cómo es posible que un viernes al mediodía transite en Chacaíto un camión publicitario anunciando el estreno de La Huérfana de Jaume Collet-Serra. Sólo en Venezuela, donde el litro de gasolina es más económico que el agua, se ve esta atorrante forma de publicidad: un afiche tridimensional que deambula en el tráfico invitando a los enervados conductores, a los hastiados pasajeros de un autobús, a los motozorizados buscando un hueco por donde escabullirse; al cine de un centro comercial para ver la historia de una familia que desoyendo el credo inglés de "no good deed goes umpunished" es decir, no hay buena obra que quede sin castigo, adoptan a una huérfana como de 10 años para mitigar el dolor de la perdida de su tercer bebé.
Sólo de ver la publicidad entre cornetas y gritos tipo: "¡muévete, estás dormido!", por principio no provoca ir al cine, pero el problema no es si la película de la niña maligna es buena o es mala, lo que indigna viendo el afiche tridimensional tres carros ante mi casi recalentado carro, en un tráfico que se mueve de a centímetros, es preguntarse: ¿cuántas personas pagarán por ver La Huérfana seducidos por esta abominable forma de promoción? ¿Todo vale en el mundo de la publicidad?¿Así es como se mueve la rueda de la producción? ¿Pasa esto en ciudades donde llenar un tanque de gasolina representa un golpe en el bolsillo o donde hay una mínima conciencia ecológica?
Pequeños gestos son los que ayudan a que seamos una mejor ciudad, y qué mejor gesto que eliminar de una vez por todas la publicidad ambulante.

La foto la tomé hace un par de meses, hoy serán otras películas las que promocionan gasolineando.

4 comentarios:

Alejandro Luy dijo...

De acuerdo contigo. En estos momentos no solo de tráfico sino de cambio climático esa forma de publicadad es nefasta y anti ecológica.
Alejadro

Adriana Villanueva dijo...

Yo tan coneja tardé en caer que era una nueva forma de publicidad, creía que estaban transportando vallas.

Orphan Fan dijo...

La Huérfana es una de las mejores películas que vi en mi vida, tiene un giro final de lo más impactante que no te deja indiferente... A mi me encantaría tener a La Huérfana delante de mi casa jaja

Orphan Fan dijo...

La Huérfana es una de las mejores películas que vi en mi vida, tiene un giro final de lo más impactante que no te deja indiferente... A mi me encantaría tener a La Huérfana delante de mi casa jaja