viernes, 23 de enero de 2009

Opinando sobre películas que no he visto

Ayer anunciaron las nominaciones al premio Oscar, y ninguna de las películas nominadas ha sido estrenada en Venezuela. Pero se consiguen en cualquier cidicero de la capital. Cómprenlas a su propio riesgo, por más que el cidicero insista: "Calidad garantizada", una película en cartelera en versión pirata se suele ver muy mal.
Así que es poco lo que puedo comentar sobre las nominaciones, por ejemplo, a mejor actriz donde se enfrentan Meryl Streep(Doubt), Angelina Jolie (Changeling), Kate Winslet (The reader), Melissa Leo (Frozen River) y Anne Hathaway (Rachel getting married); sólo he visto la actuación de Angelina Jolie en el film de Clint Eastwood titulado en español "El sustituto", que casualmente, hoy estrenan en Venezuela.


Esta historia de una madre soltera víctima de la prepotencia y corrupción policial de los años 20 en Los Angeles, tiene todos los elementos que caracterizan la cinematografía de Eastwood de los últimos años: buena historia, música entrañable, ritmo lento, excelentes actuaciones, final demoledor. Es una lástima no haber esperado para verla en el cine, me recordó los cuadros de Edward Hooper que reflejan en colores terrosos la era de la Depresión. No en balde las otras nominaciones de "El sustituto" son por Dirección Artística e Iluminación.
Angelina Jolie está fabulosa en el papel de Christina Collins, madre soltera a quien 5 meses después de que desaparece su hijo Walter, la policía le entrega como su hijo a un niño desconocido. El afrontar no sólo el drama de perder a su pequeño de 9 años, sino también sentirse víctima de una terrible injusticia, podría dar para una actuación desgarrada, pero Jolie mide sus emociones, en ningún momento se pierde a la facilidad del melodrama, y bajo la dirección de Eastwood demuestra que además de ser una de las mujeres más bellas del planeta, una madre compulsiva, y la esposa de Brad Pitt, también es una actriz inteligente. Difícil no odiar a la condenada.


Clint Eastwood, fijo nominado todos los años por la Academia como director, en el 2009 no entró en pizarra, a pesar de que también dirigió "El gran Torino", film sobre un viejo racista que entabla amistad con una familia asiática. Muchos apostaron que el papel del irascible retirado podría representar la primera nominación como mejor actor para Eastwood, quien a los 78 años, anunció que "El gran Torino" sería su adiós a la actuación. Pero no fue posible, al antiguo Harry el Sucio se le colaron Sean Penn (Milk), Frank Langella (Frost-Nixon), Brad Pitt (The curious case of Benjamin Button), Mickey Rourke (The wrestler) y Richard Jenkins (The visitor).


Lo que no resultó ninguna sorpresa fue la nominación póstuma a Heath Ledger por su rol de El Guazón en la película "The dark Knight". Probablemente gane el Oscar como mejor actor secundario por hacer de malévolo payaso, actuación algo efectista, pero ¿cómo se le gana a un muerto tan hermoso? Para mi el gran papel de Ledger, por el que le robaron el Oscar, fue como el vaquero enamorado de "Brokeback Mountain"(2005) de Ang Lee. No le hizo falta ningún efectismo para dar con la intensidad de un hombre resignado a sacrificar su amor ante una sociedad homofóbica. El Oscar al mejor actor en esa oportunidad fue para Jammie Fox por su interpretación del músico Ray Charles.
Hay quienes dicen que entonces los conservadores miembros de la Academia se resistieron premiar a un vaquero homosexual, ¿será que este año no tendrán tanto pudor?

Sean Penn en el papel de Harvey Milk, el primer Gay electo para ejercer un cargo público en Los Ángeles, pareciera ser una apuesta segura. Con tal de que no nombre el sueño de la Revolución Bolivariana en su discurso. "Milk", dirigida por Gus Van Sant, ya la ofrecen a la venta los competentes cidiceros caraqueños.


La película que más nominaciones tiene este año es "El curioso caso de Benjamin Button", 13 incluyendo mejor película. Tampoco la han estrenado en Venezuela. Imagino que pronto lo harán. Cualquier cidicero lo tiene. Dicen que esta historia de un niño que nace anciano y vive la vida al revés, es la más Hollywoodense de las películas nominadas, por lo tanto, la más despreciada por los esnobs del séptimo arte.
Como no tengo prejuicios contra las grandes y comerciales producciones Hollywoodenses, estoy esperando ansiosa a que la estrenen para verla.
Otra superproducción, la película más taquillera del año 2008 (y de la historia reciente del cine), "The Dark Knight", el segundo Batman de Chris Nolan, sus hinchas aspiraban verla entre las nominadas como mejor película. No me sorprendió que no lo consiguiera. Lo que sí me sorprendió fue que la tan aplaudida por la crítica: "Revolutionary Road" de Sam Mendes, basada en la novela de Richard Yates sobre conflictos matrimoniales de una pareja de ensueño en los años 50, protagonizada por los antiguos amantes del Titanic: Leonardo Di Caprio y Kate Winslet; fuera ignorada por la Academia. Apenas tres nominaciones, y entre ellas no estaba Kate Winslet, quien mereció el Globo de Oro por el rol de ama de casa hiperdesesperada.


Sin embargo, Winslet irá con todas las de la ley la noche de la ceremonia en el Teatro Kodak, al ser nominada por su papel como colaboracionista nazi en "The reader" dirigida por Stephen Daldry, con la que obtuvo este año otro Globo de Oro como mejor actriz secundaria.
Ni "Revolutionary Road" ni "The Reader" han sido estrenadas en Caracas, aunque a "Revolutionary Road" ya me la he topado en la oferta cidicera. Esperaré para verlas en cine, al igual que otras películas nominadas como "Frost-Nixon" y "Slumdog Millonaire", que ojalá sean estrenadas en Venezuela antes del 22 de febrero, para que cuando liguemos a nuestros favoritos la noche de la tediosa ceremonia, podamos hacerlo con propiedad de causa.
Mientras tanto, Marley y yo, Hotel para perros y Peligro en Bangkok, nos esperan en las salas caraqueñas.

2 comentarios:

Mitchele Vidal dijo...

Lo que son las cosas: Angelina Jolie me dejó casi indiferente con su actuación: no así la trama y la cinematografía de esta peli, por supuesto. En cambio Kate Winslet, a mi juicio está desesperadamente creible y convincente. Ya ves, entre gustos y colores...

Adriana Villanueva dijo...

Mitchele, por ahí leí que cuando Clint Eastwood le dio el guión de Changeling a Angelina Jolie para que considerara protagonizarlo, al principio lo rechazó, no le gustó el personaje, le costaba sentir empatía por la pasividad de Cristine cuando le entregan el niño equivocado. Dos actrices, entre ellas Hillary Swank, estaban en conversaciones con Eastwood, cuando Jolie se arrepintió aceptando el papel y lo actúo basándose en su mamá. Yo creo que en esa pasividad y desparpajo ante lo que le está pasando, en que Jolie no trató de exaltar sino de reprimir su horror, es lo que hace buena su actuación. No le roba cámara a la historia sino que se funde en ella.
En cuanto a Revolutionary Road, estoy esperando verla para opinar si a Kate Winslet la robaron.
Pero no será el Oscar sino el tiempo quien decida que actuaciones merecen ser recordadas.