jueves, 3 de febrero de 2011

El ranking de las intensidades


Con el cambio de diseño de la plantilla descubrí el botón de estadísticas, gracias a él puedo saber cuales han sido las entradas más leídas de Evitando Intensidades, curiosidad que tenía desde que abrí el blog hace más de tres años. Esta aplicación de estadísticas funciona desde mayo del 2010, no lleva un registro completo de su historia, pero tomando en cuenta lo más leído en estos últimos nueve meses, saco algunas conclusiones:
1)- Recordando a Doris Wells: no me sorprende que sea el post más leído, a pesar de que ya tiene más de dos años de escrito, todavía recibo feed-back añorando a la desaparecida actriz venezolana. Doris, a quien conocí superficialmente en la Escuela de Arte en los años 80, murió hace más de 20 años, este debe ser uno de los pocos artículos que se encuentran montados en la red sobre esta extraordinaria mujer que luchó por hacer una televisión de calidad en Venezuela. 
2)- Dos comedias inglesas vistas por casualidad: Si bien el artículo sobre Doris Wells no me sorprendió que fuera el más leído, la crónica sobre un par de películas inglesas me pareció un batacazo. Después de escrito, me pregunté: "¿y a quién le puede interesar?". Por este tipo de posts creé Cinentensidades,  me gusta escribir sobre algunas películas que veo, pensé que cualquier amante del cine que entrara por casualidad a Evitando Intensidades, ante el contenido ecléctico, muchas veces político del blog, no regresaría, y quien viniera buscando un momento de la locura cotidiana venezolana, al leer sobre una oscura comedia inglesa, exclamaría: "What a bore!", pero resulta que este post es el segundo más leído de los últimos meses. Asumo que debe ser el título, a lo mejor en los buscadores escriben: "dos comedias inglesas" y los remiten para acá. Pero las lecturas no se cuestionan sino se agradecen, me contenta saber que esa hora escribiendo sobre dos películas que pocos vieron, después de todo, no fue tiempo perdido. 
3)- Babel según Ana: Esta es una crónica publicada en la revista Contrabando en el año 2007, trata sobre los divertidos comentarios de la suegra de mi hermano en torno a Babel, película sin duda controversial, hay quienes la aman, hay quienes la odian, imagino que entre la avalancha de información sobre el film de González Iñárritu que debe haber en la Web, calaron las opiniones de la señora española. Quizás Ana debería ser quien abriera un blog.
4)- De cómo casi me tomo una foto con Lupita Ferrer: Otro ejemplo de "queremos tanto a la farándula", Lupita Ferrer, junto con Marina Baura y Doris Wells, era una de las "Damas jóvenes" de la televisión venezolana en los años 70. Doris murió, Marina Baura está retirada, pero Lupita sigue dando la batalla como "primera actriz" de las teleculebras de Miami. Esta crónica rescata sus tiempos de dama joven, y cuando algún fan googlea a la Zulianita, será remitido a la anécdota de cómo a Lupita Ferrer no le pasaba la tarjeta en Macy's.
5)-Playa Guacuco: Lástima que me dio flojera continuar con la serie sobre las playas margariteñas, a lo mejor más adelante.
6)- Cómo espantar a un escritor: comienza el efecto Twitter y Facebook, este es un artículo que trata sobre el coraje que hay que tener para enfrentarse a la página en blanco. Hace poco lo rescaté para celebrar el Día del Escritor y tuvo mucho repique en las redes sociales, lo que me alegra porque esta es una de las crónicas que me enorgullece haber escrito.
7)- A Jon Lee Anderson como que no le gustó mi franela: También esta crónica tuvo eco en las redes sociales, me alivió saber que mi percepción del intelectual norteamericano y su superficialidad para tratar la actual situación venezolana no fueron susceptibilidades mías, muchos de los presentes en su participaciones en Caracas salieron indignados ante tantos lugares comunes de la facilona izquierda gringa.
8)-Dos librerías cierran la Santamaría: otro artículo que tuvo eco en las redes sociales muestra el dolor y la nostalgia de perder un punto emblemático de la ciudad como lo fue hasta enero de 2011 la Librería Lectura del Centro Comercial Chacaito.
9)-¿Trasciende la belleza?: quizás una de las crónicas más intensas de este blog, entrar en el ranking demuestra que como que si, la belleza trasciende.
10)-"Nobel Winner!"- El único entre las 10 intensidades más leídas publicado en El Nacional, es un caso atípico de artículo primero publicado en el blog y después en el periódico, la razón fue que la semana que saldría, los editores me pidieron el espacio, y como trataba sobre el recién otorgado premio Nobel de Literatura a Mario Vargas Llosa, no quise perder el momento y lo monté en Evitando Intensidades. Salió ganando porque no fue necesario editarlo a los 3400 caracteres que tiene la columna de El Nacional. Cuando Vargas Llosa volvió a abarcar los titulares de la prensa por su visita a Estocolmo a recibir su premio, rescaté la crónica para el periódico en su versión corta, me alegra haberlo hecho, suena bonito: "Vargas Llosa: Nobel Winner!".

5 comentarios:

Carledonia dijo...

A repasarlos todos!
Trasciende,la belleza trasciende.
Hermoso.

Adriana Villanueva dijo...

También el hecho de haberlas montado en la página hace que se alimenten más de visitantes estos posts, y con el modesto tráfico que tiene Evitando Intensidades, difícil que otro post supere a Doris Wells y a las comedias inglesas, los otros puestos son tumbables.

Anónimo dijo...

Tu "franela," Adriana? Tu eres la chica con la camiseta del Che? Pues, creo que te has mal-interpretado mi reaccion a tu atuendo, pero ni modo, veo que es mas bien mi presencia "gringa" "superficial" e "izquierdon" en Caracas que te molesto. Ni modo, supongo que ahora no me queda mas que pedir a Oliver y Noam para pedir entrada a su club, ya que no soy miembro oficial aunque lo dices tu.
Superficialmente zurdo -- y (que horror!) anglosajon, Jon Lee

Adriana Villanueva dijo...

¿Y será el verdadero Jon Lee Anderson el que me escribe? Hasta me sonrojé.

Adriana Villanueva dijo...

Ya se me pasó el sofoco, Jon Lee o impostor de Jon Lee, mi percepción sobe el primer evento está recogida en la crónica de la franela, me parece que la conversación estuvo interesante, en parte porque fue bien moderada por Boris Muñoz, quizás malinterpreté el efecto que causó mi franela, por eso no fui en la noche a la conferencia. De lo que se habló esa noche lamento decirte, Jon Lee, que no fue bien recibido por el público, principalmente conformado por periodistas y escritores que ven cada vez más limitada su libertad de expresión y sus oportunidades de trabajo. Muchos de quienes te oyeron esa noche pensaron que te fuiste por fórmulas fáciles para un momento político complejo, personas con un criterio para mi más que confiable, dicen que lo que se oyó esa noche fue un decálogo de lugares comunes de la izquierda paternalista norteamericana.
También leí la entrevista dada a Albinson Linares donde llamas a los venezolanos que han emigrado: "apátridas", palabra que me pareció fuerte e injusta para la gran tragedia que representa migrar. Quienes lo han hecho es porque la vida en Venezuela cada vez se les hace más chiquita.
Y conste que yo soy de las que no tienen plan B.
Sé que no es un momento fácil para que un intelectual extranjero venga a hablar sobre la actual situación en Venezuela, para bien o para mal, siempre saldrá con las tablas en la cabeza.
Así que pido disculpas por los adjetivos descalificativos, y ten seguro que te tengo en mejor consideración que a tu compatriota Oliver Stone, de quien sigo viendo sus películas,y para que veas que no soy tan prejuiciosa, a raíz de esa mañana en la Fundación Chacao, comencé a leer la biografía del Che, muy bien escrita, no la he terminado no porque no sea interesante, sino porque al personaje, en estos momentos, como tu comprenderás, lo tengo bastante atravesado.
Un abrazo,
Adriana, y gracias por lo de "chica"