miércoles, 21 de mayo de 2008

Tareas pendientes para la nueva rectora




2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Es lamentable que esa joya de la arquitectura moderna (por más que pasen los años no deja de sorprenderme su estilo futurista semejante a las películas de Kubrick)esté en tan mal estado. Entiendo que los grafitis de algunos grupos radicales - no entraré en detalles- se ensañan contra sus paredes de marmol o de obra limpia. pero hay que reconocer que hay mucha desidia de parte de los estudiantes. Si eso pasa en nuestra Alma Mater ¿Qué quedaré para el resto del país?

Adriana Villanueva dijo...

Mi tía Paulina me cuenta que después de las turbulencias políticas de los años 60 y 70, la Ciudad Universitaria fue limpiada, borrados todos los graffities, insignias, quedó como nueva. Desde entonces y durante muchos años, parte del orgullo ucevista fue que la obra limpia y el arte de la Ciudad Universitaria eran sagrados, ningún estudiante se le ocurría vandalisarla. Esa mística se ha ido perdiendo porque más allá de la falta de mantenimiento de la Ciudad Universitaria, los estudiantes no sólo rayan con emblemas políticos la obra limpia sino tambien sobran los graffities pendejos.
A uno siempre le queda la esperanza de que a las nuevas autoridades universitarias se les ocurra pasear con ojo crítico por la Ciudad Universitaria y hacer lo posible por recuperar los espacios del deterioro en el que están, y quizás así también se recupere la conciencia estudiantil.