martes, 26 de enero de 2010

Se acabó la policromía


Aunque juraba haber perdido la capacidad de asombro en estos tiempos revolucionarios, casi se me derramó el café el domingo pasado al leer un reportaje en El Nacional sobre la remodelación del 23 de Enero, lo que me parecería excelente de no ser porque parte de las policromías de la fachada de los bloques, obra original del artista plástico Mateo Manaure, están siendo pintadas de rojo. Un rojo rojito que reverbera como la sangre del toro, color emblema del Gobierno Revolucionario.
Johnny Santoni, miembro del gabinete sectorial encargado de la remodelación, le aseguró a la periodista Florantonia Singer que ése es el color original de las fachadas del proyecto arquitectónico de Carlos Raúl Villanueva.
Recordé la controversia hace unos años cuando los bloques de El Silencio fueron pintados de amarillo, también se dijo que ese era el color original de los edificios construidos durante el gobierno de Isaías Medina Angarita en los años 40. Quienes lo vivieron ya ni se acuerdan de si ese amarillo amostazado era el del proyecto original de Villanueva, y no hay fotos a color de la época que lo corroboren. Ni siquiera mi tía Paulina, directora de la Fundación Villanueva, se atrevió a afirmarlo o a negarlo, aunque ella cree que el color original era como el de la cáscara de un huevo. Sin embargo, cuando a Paulina la llamaban a consultarle sobre el color original de El Silencio(no el Gobierno sino quienes se indignaron por semejante amarillo), ella insistía que a estas alturas del deterioro de Caracas no importa el color de la pintura con tal de que se recuperen los edificios.
Pero en el caso del 23 de Enero la memoria no puede fallar tanto porque el conjunto habitacional fue inaugurado a fines de los años 50, mi recuerdo como caraqueña nacida en la década del 60 es que la fachada del 23 de Enero nunca ha sido de un solo color sino de policromías. Ese era su encanto.
En el archivo de la Fundación Villanueva encontramos unas fotos del Banco Obrero de cuando se inauguró el 23 de Enero, y ahí estaba el rojo, pero además de ese rojo la fachada vestía de azul, verde, naranja, gris.


Que sirva el ejemplo del 23 de Enero de lo que intenta hacer el actual gobierno con Venezuela, se acabó la policromía, de ahora de adelante, todos los venezolanos a uniformarnos de rojo.

Foto de 2010  tomada de la página web de El Nacional, foto de la policromía original tomada del archivo fotográfico de la Fundación Villanueva,

7 comentarios:

la-tiza dijo...

Asi que es verdad? que colorado desastre....

Adriana Villanueva dijo...

Si Iza, es verdad, acabaron la policromía en El 23 de enero para vestirlo de rojo.

ROBERTO ECHETO dijo...

El mundo es barbarizable, Adriana. Detalles como éstos parecen tontos hasta que uno los ve con sus propios ojos.

Más allá de la barbaridad política, es lamentable que la gente no tenga la sensibilidad suficiente para saber que esos edificios fueron diseñados para llevar determinados colores y no otros.

En nuestro caso, creo que eso es mucho pedir.

Un beso.

Adriana Villanueva dijo...

Tanto me costaba creerlo, Roberto, que le escribí un email a Florantonia Singer, la periodista que hizo el reportaje, para confirmar la noticia, no fuera ser que estaban rescatando la policromía, y por pura casualidad el primer color a pintar fuera el rojo. Florantonia me dijo que la policromía original de Víctor Valera no volvería, además del blanco, el rojo sería el color predominante, aunque también hay verde, azul claro y beige en franjas delgadas.
Lo que más rabia e impotencia da es que afirmen con ese desparpajo que ése era el color original de los bloques y el Instituto de Patrimonio Cultural no diga ni pío.

Luis Alejandro Ordóñez dijo...

Ignorancia más fanatismo y desprecio por la memoria, es increíble todo lo que nos está pasando. Saludos

Fundación de la Memoria Urbana dijo...

Hola, Adriana:
Excelente artículo! Entre el 4 y el 5 de Marzo estoy invitada a un congreso de Planning en la Escuela de Arquitectura de Columbia University (GSAPP). Allí voy a llevar el paper "Transposing, imposing, erasing: The making of "Revolutionary" Caracas in the Bolivarian Republic of Venezuela". Quiero denunciar las agresiones contra el patrimonio de Caracas (el cambio de color de El Silencio y del 23 de Enero, así como muchos otros monumentos modernos y no modernos más y del todo el centro histórico), la remoción y vandalismo contra los colones (el de El Calvario y el del Paseo Colón, los casos del Leander y María Lionza, etc.
Me encantaría poder hablar contigo y con Paulina - a quien llamaré)
Mis T. son: 0412 2654320 y 993 8360
fundamemoria@gmail.com
Un abrazo,
y forza con esos tweets!
Hannia Gómez

Adriana Villanueva dijo...

Luis no sé hasta que punto ignorancia, pero si mucho de desprecio y fanatismo.
Hannia, aprovecha que Paulina está en Caracas, ella es quien más sabe de la obra de Villanueva, yo no llego ni a la categoría de aprendiz, de todas maneras, para lo que necesites, estamos a la orden en la Fundación Villanueva.