viernes, 10 de octubre de 2008

Leyenda soy yo



Lauren Bacall, legendaria estrella de Hollywood nacida en 1924, acaba de declarar que Tom Cruise es tremendo loco. Como si al pobre actor de 46 años no le bastara con la raya de su devoción a la Cienciología, ni hacer el ridículo en el programa de Oprah Winfrey saltando arriba de un sofá, ni su pleito con Brooke Shields, ni las decenas de personas con pancartas que rezan "Liberen a Katie" que aparecen todos los días en Broadway donde su actual esposa Katie Holmes, de 28 años, actúa en la obra de teatro "All my sons" de Arthur Miller; al protagonista de "Nacido el 4 de Julio" y de "Misión Imposible", ahora le tocó caer en la lengua de la viuda de Humphrey Bogart, quien lo tiene en la mira desde que en 2003 compartiera la filmación de "Dogville" de Lars von Trier con la primera esposa de Cruise, Nicole Kidman, y la viera sufrir como una condenada cuando el diminuto actor dejó a la esbelta rubia australiana por Penélope Cruz.


Pero no se equivoquen, ser solidaria con un despecho no lleva a la estrella de "To have and have not" (1944) de Howard Hawks, a ser incondicional con Nicole: cuando en el Festival de Venecia de 2004 un reportero se refirió a Kidman, entonces de 37 años, como a una leyenda, Bacall lo paró en seco: "Nicole no es una leyenda. Es una principante. ¿Cuál es su leyenda, por favor? ".


Tiene razón quien hasta los 19 años fue Betty Joan Perske antes de convertirse en Lauren Bacall: "¿Leyenda?, Leyenda soy yo".

1 comentario:

El Tecladista dijo...

Adriana chevere la istoria de la atris, Adria ya tengo un comentario de la Jummer.