jueves, 6 de noviembre de 2008

Y mientras tanto en Venezuela



Para aquellos que cada vez que ven una camioneta Hummer en la calle se la achacan a un guiso de alguien conectado al gobierno, o cuando ven pagar en las tiendas en dinero en efectivo billete sobre billete una televisión pantalla plana o una computadora, dicen: "¡ay papá, he aquí a un militar!"; o cuando se encuentran en una tasca un almuerzo de funcionarios de chaqueta roja rocíado de whisky de 18 años piensan  es el erario nacional el que está pagando. Para quienes creen, tan mal pensados, que la maleta de los 800 mil dólares del Gordo Antonini con la que lo pillaron en Argentina bajándose de un avión de PDVSA, no fue sino una vil trampa para enlodar la revolución. Para ustedes detractores de la honra revolucionaria, sí, esto es con ustedes, lean hoy el títular de El Nacional: "Sólo ocho delitos descubrió la Contraloría en 2007".
Sí señores, sólo 8 dolos se comprobaron el año pasado en nuestro país, y ustedes creyendo que tanto boato que se ve en Caracas era parte del derroche revolucionario. Lean, desubicados, lo que dice el digno e intachable Contralor Clodosbaldo Russián:
"Por primera vez en la historía política y de la vida administrativa de nuestro país, la alta conducción del Estado venezolano, representada en el Presidente de la República, los títulares de los poderes públicos, sus más cercanos colaboradores, una amplia franja de la gerencia pública y la gran mayoría de los servicios públicos, mantienen un marcado pérfil ético en el desempeño de sus delicadas responsabilidades. Sería un error imperdonable con la historia desdeñar esta verdad. Este es un juicio no sólo al márgen de la diatriba política, sino imbuído de la convicción personal de que la conducta automáticamente revolucionaria es contraria a la pillería, al robo y al dolo".

3 comentarios:

El Tecladista dijo...

Chama el govierno ametido mucho avuso y de todoo, Adria tambien yo hecho un comentario de la Jummer, para que vea, en el terce comentario.

Alejandro Luy dijo...

Bueno, creo que detrás de esa noticia hay algo bueno. Pronto nos ahorraremos todo el dinero necesario para que la Contraloría funcione. Si ahora somos honetsos, no necesitamos que nos vigilen. ¿No crees tu?

Adriana Villanueva dijo...

La contraloría seguirá funcionando Luy, para controlar las alcaldías que gane la oposición.